Inicio Enlaces
 ESPACIO PARA COMPARTIR / ARTICULOS


BAILAR TANGO. REMEDIO ANTIDEPRESIVO.

El tango es triste porque es la metáfora de la vida.
El tango exorciza por un rato la muerte y baila la vida.
Abrazados imitamos al a-mor ( sin- more ,muerte) y le hacemos un guiño a la melancolía.

La práctica clínica y  el vivir  me hacen pensar en la raíz común de todas las enfermedades. El miedo.
Sabiendo consciente e inconscientemente que la vida es solo un transcurrir y que el desenlace fatal de morir y ver morir nos espera inexorable, es lógico que tengamos miedo.


Cada uno de nosotros lo maneja como puede, con los mecanismos que tenga en su acerbo psíquico. A  veces la neurosis nos alcanza y con un poco o mucho de fobia, obsesión o histeria lo  ponemos  bajo control.
Otros, con  más débilitados, con historias de relaciones primarias complicadas caen en el pánico . Para ellos ,solo saltar la realidad los mantiene a salvo, en otro mundo.
La depresión es uno de los caminos que elegimos para huir, para no hacernos cargo.
 La angustia,  es el producto de una vivencia de peligro, como recuerdo del pasaje anterior por el vientre de la madre, el verdadero y único paraíso perdido.
El dolor psíquico, el duelo, y la tristeza,  provienen, como consecuencia de una intensa  necesidad  insatisfecha, "desesperada" y traumática. El regazo materno es el objeto añorado y ausente,y  se experimenta como un daño . Aquel fue el único momento donde  se sentía el dulzor del paraíso recuperado.

Todos estos afectos son los que se encuentran presentes en la depresión.

Ya lo dice el tango: “tres cosas lleva mi alma herida, amor... pesar... dolor”
Detrás de las enfermedades orgánicas, de cualquiera de ellas se esconde  un aspecto de autoagresión inconsciente que es un equivalente “corporal” de la melancolía. En "Psicoanálisis de la esquizofrenia", Pichon Rivière ( ) sostiene que toda enfermedad se establece sobre un núcleo psicótico cuya estructura es melancólica, y a esta situación depresiva irresuelta, básica, la denomina enfermedad única, siendo todas las demás estructuras tentativas del yo para deshacerse de esta situación melancólica fundamental. Definitivamente la tristeza es la fuente de todos nuestros males!!! A bailar, a bailar que la vida se nos va!!!!
Observando atentamente una pareja bailando tango se ve, se puede percibir, más que un cuerpo moviéndose al compás de la música... se transparenta el alma... toma forma.


Las emociones invaden a la persona danzando, a la pareja. La alegría, la risa, el gozo, el placer, el entusiasmo, el optimismo, la jovialidad... entre otros tantos sentimientos de bienestar les van marcando el compás.

Creemos que, así como las emociones negativas escriben en los cuerpos su historia dramática, las emociones positivas que desencadena el Tango nos ponen en un lugar desde donde  podemos caminar hacia ese poder ser, lo que actualmente no somos - diríamos parafraseando lo que Chiozza nos explica  en la teoría Psicosomática.

Sustentamos que, danzando tango, la descarga pulsional se realiza a plena cantidad, los pensamientos  se evaporan y las emociones ganan un lugar de privilegio, la pasión nos invade y resulta placentera para nuestro Yo invadido por la alegría que lo cura.

El tango es una danza macabra. La danza de la vida y la muerte.
Pero, en eso tres minutos volvemos a estar abrazados a mamá, sintiendo su respirar como  cuando estábamos en su vientre, el fuelle del bandoneón nos crea la escenografía. Somos mirados, elegidos… volvemos al paraíso…

SUBLIMA LA TRISTEZA!!
ABRAZATE A UN TANGO!!

Monica Peri

El Cuerpo del Tango 

Pienso “El cuerpo del tango” como  esa manera de moverse de los milongueros. Una imagen de pecho abierto, enraizado, buscando siempre el eje…comunicado con si mismo, con el otro y con los otros, entrelazados en esa ceremonia tanguera, compartiendo sus límites etereos.

Que es lo etéreo? Tuvimos que remontarnos a la ciencia Ayurveda([1]) para comprenderlo. Los seres vivientes contienen 5 elementos: el agua, el fuego , la tierra, el aire y lo etéreo.

Así como el aire esta compuesto de H2O ( oxigeno +hidrógeno), lo etéreo es aire+éter (substancia química caracterizada por su volatilidad)

Lo etéreo es aire mas puro.

Lo etéreo nos protege como una manta transparente pero muy energética . Se han podido captar imágenes fotográficas de esa aura o sea que aunque no se puede palpar es real.

Podemos decir que el cuerpo laboral es impermeable, es una coraza. El cuerpo social aproxima lo etéreo, aunque no lo comparte. El cuerpo sexual lo comparte ,los amantes se funden volatilizándose, se sienten volar.

El cuerpo del tango acrecienta lo etéreo porque al hacer consciente la respiración el aire llena los espacios y nos hace livianos,nos transformamos, dejamos de ser orugas para transformarnos en mariposas .

Hablamos del cuerpo del tango, de ese cuerpo en estado de arte, despojado de los miedos que lo hacen pesado, que solidifica la masa corporal, que encadena las articulaciones dejándolo en bloque inexpresivo.

 El cuerpo del tango hace consciente la toma de aire y   ensancha el pecho para permitir  mas pasaje de aire y  que llegue a mayores profundidades .El flujo energético libera las ataduras metiéndose en todas las gritas , articulaciones , hasta que lo óseo se aligera. Pasando así,de lo humano a lo sublime, de lo transitorio a lo trascendente. Comienza a elevarse al aire mas puro , alcanza lo etéreo.

Monica Peri

[1] El Ayurveda es la medicina tradicional de la India, en donde surgió hace más de 3.000 años. Es por tanto la medicina más antigua del mundo. La palabra Ayurveda se compone de ayus (vida) y veda (conocimiento).

 

 

Tango social: de códigos, incestos y lenguajes del cuerpo.

por José, el de la quimera

Acá en Italia, dicen que los códigos son demasiado estrictos, que son rígidos, que no son naturales. Sí, eso de separar a las mujeres de los hombres, de no hablar tanto en la milonga, de cabecear en lugar de ir a la mesa para invitar, de que las mujeres no pueden invitar, de circular en sentido antihorario y no transversalmente en la pista, de bailar solamente una tanda con la misma persona, de respetar la música tradicional, de no pedirle temas al DJ, de no bailar "nuevo" donde no hay espacio, etc. Yo digo que lo contrario de los códigos es antinatural, que desvirtúa, disgrega, y debilita la milonga; que el tango social, sin respetar los códigos, se resiente.

En las milongas tradicionales de Buenos Aires las mujeres y los hombres se sientan en mesas separadas a menos que entren como pareja y pidan expresamente una mesa para estar juntos. La pareja puede incluso decidir si sentarse en mesas distintas y bailar con otros bailarines. Para evitar lo que llamo el tango "incesto", y que todos puedan bailar, hombres y mujeres, prefiero esta forma de organizar la milonga. El tango es un baile social y si yo bailo con los componentes de mi grupo de conocidos solamenente (el "incesto"), no solo boicoteo a los otros bailarines (solitarios) sino que boicoteo la milonga. Quien entra solo a la milonga y no tiene oportunidad de bailar no vuelve más. En esa milonga bailan solamente los que se conocen, hasta cuando? Esto es contrario al concepto social del tango danza. Muchas veces me dicen "no voy a tomar clases porque no consigo partner". En el tango, sobretodo, no se necesita partner o compañera/o fijo. No es esa la esencia, bailar siempre con la misma persona. El tango bailable es (debería ser) improvisación, basado en un lenguaje del cuerpo, que puede aplicarse en cualquier lugar del mundo donde se enseña la técnica correcta y no coreografías o figuras determinadas. El tango, como el hablar al comunicar, está formado por muchas letras de un alfabeto técnico que unidas entre sí generan un lenguaje del cuerpo que nos permite interpretar la música y comunicar lo que sentimos al otro partner. Es como si nuestro cuerpo fuera un instrumento adicional de la orquesta y descubriera nuevas dimensiones o grados de libertad aparte de lo que nos puede dar la música y la letra. Ese mecanismo de comunicación mutua a través de la interpretación y de la improvisación es el reto, el desafío del baile de tango. Me pregunto entonces, "soy capaz de comunicar al otro lo que siento (musicalmente) cuando suena un tango de Donato?", "soy capaz de hacer bailar bien a mi compañera?, de hacerla lucir?" Si bailo siempre con el mismo partner, nunca lo voy a descubrir, porque los movimientos se automatizan y ya no es más baile, es gimnasia, y se vuelve aburrido, mecánico. Ojo! no me estoy refiriendo a lo "sensual", a lo "íntimo del abrazo", o para algunos, lo "sexual" del tango (?). Quien lo interpreta así no entendió nada, o no va a la milonga a bailar. Va con otras intenciones. Lo más probable es que si tiene buena intención, no sepa bailar y tomó esos lugares comunes de películas de Hollywood o de los teatros donde el tango escenario apunta a esa interpretación comercial. El tango social es otra cosa y lo ideal en la milonga es que todos bailen con todos.

En la vida común, el tabú del incesto tiene una función de refuerzo de la cohesión social y de impedir guerras con las tribus vecinas. En el tango social la función es la misma, sin el "incesto" todos bailan y todos van a todas las milongas. Mi experiencia de bailar en Trieste, por ejemplo, o en algunas milongas en Roma, es que bailan siempre las mismas personas y si va alguien nuevo (sobretodo nueva) puede esperar sentada que no la invitan a bailar. El antropólogo Lévi-Strauss decía que la prohibición del incesto es la constante universal que indica el pasaje de puro estado natural a una sociedad humana, al menos minimamente organizada. Queremos el tango social?, queremos que la milonga sobreviva? entonces dejemos el incesto y hagamos bailar a todos, incluso a los que no conocemos. Y aquí son los maestros que tiene la mayor responsabilidad. No solamente hay que enseñar a bailar (bien) sino que existe un comportamiento social que es tan importante como el baile.

Hablemos del cabeceo. En Italia no existe. En algunas milongas para sacar a bailar tengo que interrumpir una conversación, o esperar que la dama deje de jugar con el celular, o pararme a 5 cm de la dama, y de frente, para que me "vea", o hacer señas como si estuviera estacionando un avión. A decir verdad, en la mayoría de los casos la dama lo hace por timidez y no porque no quiera bailar. En ambos casos es muy útil el código del cabeceo, así que si la dama no quiere bailar con ese o aquel tipo, no tenga que soportar que el tipo venga a sacarla. Si se va realmente a la milonga para bailar entonces las damas que quieren hacerlo deberían estar alerta y mirar la pista para verificar quien quiere sacarlas a bailar. Aparentemente en el cabeceo es el hombre que saca a bailar pero no es así. En realidad es la dama la que tiene "la sartén por el mango", o sea es ella quien decide. Si no quiere bailar simplemente mira para otro lado. Incluso, en algunos casos es ella que usa el cabeceo para invitar, no cabeceando pero siguiendo con la mirada al caballero. Vemos entonces como el mirar de la mujer no es una actitud que la rebaje como dicen algunas, sino una comodidad porque evita que te venga a molestar alguien con quien no querés bailar y le evita al caballero un No, un rebote, si lo rechazan.

En conclusión, los códigos existen porque llevaron al tango danza hasta hoy, después de más de 100 años que fue creado, y le permitieron ser no solamente un baile sino un lenguaje para comunicar con el cuerpo las sensaciones musicales. Por otro lado, sabemos que la libertad no es otra cosa que la posibilidad de elegir, y los códigos lo permiten.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------

 

EL TANGO ES SWINGER

Se da el lujo de ser un swinger solapado.


Cuantos matrimonios aburridos, ya casi muertos salvados por el tango!!
Desde la primer clase el profesor vocifera "Cambio de parejas!" y el marido, asombrado, ve como su esposa y madre legitima es abrazada por un extraño. Cuando a él se le acerca la rubia deseable y lo roza con descaro, la escena de celos que estaba montando se evapora como por encanto!
En el intercambio de pareja o "swinging"(1) los partenaire están de acuerdo en observar a otros cuando se relacionan sexualmente.,tener sexo con tu pareja mientras eres observado y también besar, acariciar a una tercera persona.


Típicamente las actividades de intercambio de pareja ocurren cuando una pareja casada o de otra forma comprometida, se involucra con otra similar. Estas actividades pueden ocurrir o no en un mismo cuarto. El sexo en estas ocasiones se denomina juego. El fenómeno (o al menos su discusión) puede ser visto como parte de una revolución sexual de las décadas recientes.
Todos sabemos que el baile del tango fue censurado por procaz y lascivo.
Alguno dijo que era la forma vertical de hacer el amor.


Seguro que cuando dos ponen el alma al bailar se nota la amorosidad compartida .Los demás los miramos, el círculo nos ayuda a verlos pasar, las luces prendidas no los ocultan ni resguardan.
Los vemos entrar cada domingo a eso de las 6 de la tarde. Tuvieron que apurar los ravioles domingueros y los abrazos de los nietos que preguntan ..porque los abuelos se van apurados??
Se vistieron para la ocasión aunque ella siempre se reserva una sorpresa final.
En el toilette su amiga le ayuda con el maquillaje para que su boca ahora rojo punzón no sea la de todos los días, la del beso mañanero o de despedida. O es cuestión de soltarse una tarde el rodete o de bajarse el escote o subir un poco la pollera…en fin las mujeres sabemos muchos trucos!
Cuando él la mira desde otra mesa, la de él, la de siempre en un costado del salón, casi no la reconoce.


Con las amigas se ríe, como antes…


Cuando se levanta respondiendo al cabeceo y se acomoda la ropa parece que a propósito levanta sus caderas ante los ojos brillantes del hombre que la espía sabiendo que por algunas horas no le pertenece.
Para no ser menos invita a la joven de la mesa de al lado que lo miraba insistidora.
Si se cruzan en la pista el disimula que la flaca que lleva entre los brazos no lo motiva y hasta sonríe.
Ella baila con los ojos cerrados, tentadora, apoyándose en sus partenaires, sabiendo que los celos que provoca le ponen sal a su matrimonio. Condimento que dura casi toda la semana.
Las milongas las comparten porque se lucen con dos o tres pasitos que ensayan en casa .Si suena Pugliese es una fija que las miradas se encuentran y casi corren para abrazarse. Ella desliza sus piernas entre los pantalones que supo planchar, él se atreve a un roce de labios que son una invitación para lo que harán después.


Bendita milonga ¡! Sublimadora de swinger inocentes!!

Lic. Mónica Peri

(1) en inglés "cambiar": incluye un amplio rango de actividades sexuales realizadas entre parejas heterosexuales en un mismo local privado o inmueble particular. (En inglés, swingers; en castellano el término aceptado para Parejas Swingers, es Parejas Liberales.)


----------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Codigos y Costumbres*


La milonga porteña tiene sus códigos y rituales propios. En cada una existe una especie de submundo donde las normas o las costumbres de ese grupo ocupan un lugar importante.
El tango tiene alma sensible, altanera y misteriosa.
Para sentirse cuidada se protege detrás de ritos y códigos.
Primero veremos como desde los orígenes de la humanidad los hombres necesitaron ser ritualistas para espantar los miedos y como el tango es una manifestación del psiquismo colectivo que busca , en la urbe, apaliar su soledad.


Pertenecer a un grupo es conocer y aceptar sus códigos tácitos.
El tango es una danza social y tiene su protocolo. Existe una lista de códigos y costumbres tácitos que funcionan desde hace más de un siglo y que responden a una lógica indispensable para integrarse en la comunidad tanguera.


Entre ellos:


-El bailarín no puede sacar a bailar a una mujer si está en la mesa acompañada por un hombre, a menos que ese hombre salga a la pista primero con otra bailarina. La mujer en ese caso es "propiedad privada".
-El milonguero no debe acercarse a la mesa de la bailarina para invitarla a bailar. Desde donde esté sentado o parado deberá hacer un gesto con la cabeza, lo que se llama "cabeceo" y, si ella acepta, sólo entonces él podrá ir a su encuentro. Ella nunca debe ir hacia él. Esta costumbre le evita al hombre el mal momento de la negativa y es una manera democrática de competir por las bailarinas. Las milongueras aman esa forma sutil de poder elegir sin incomodidades..
-En la pista se camina en círculo, en el sentido contrario a las agujas del reloj y el hombre camina hacia delante sin chocar con las demás parejas.
El cìrculo mandálico que nos da energìa y nos protege de la soledad. Contra las agujas , es lo mismo que detener el tiempo, revertirlo, danzando se recupera la juventud, la alegría.
-Una mujer soltera siempre se va de la milonga sola o con sus amigas. Nunca acompañada por un hombre. Hombres y mujeres suelen retirarse del salón por separado. Si lo desean, pueden encontrarse en una esquina o en un bar.
Tal vez suena moralista y sin embargo apunta a determinar la privacidad de los actos de las personas. En la milonga pertenecen al grupo, afuera son idividuos.
-En el ámbito de la milonga las parejas, aunque haya una relación sentimental, no hacen demostraciones de afecto.
El exhibicionismo es aceptado solo bailando .
Volvemos al cuidados de la intimidad, a la sutileza del tango.
-Las mujeres no sacan a bailar a los hombres.
Es muy interesante su practica para desarrollar la espera , el desempeño de roles. En algunas milongas se pone un dìa o una tanda donde se intercambia la situación.
El Yo debil es ansioso, necesita, demanda, se frustra con facilidad. Saber esperar fortalece la formaciòn yoica.
-Si toca una orquesta, el primer tango no se baila. Por una suerte de respeto. Cuando tocaban las primeras orquestas allá, hace tiempo, por ejemplo la de Darienzo, arrancaban con algo compuesto por ellos, lo estrenaban. La importancia de eso hacía que los bailarines escucharan y aprobaran con sus aplausos. Ademas es el momento para presentarse los músicos y el cantante y los temas.Ellos invitan a bailar.
El público necesita ese fragmento para sentir la música. No se baila igual a Darienzo que a Di Sarli. No evocan los mismos sentimientos, las mismas emociones. Eso inducirá a la elección de la pareja con la que voy compartir el abrazo que esa música convoca.
-Cuando se baila no se habla. Menos aún se tiene el celular encendido en el bolsillo. Por lo general, se espera la pausa entre tango y tango para conversar.
Durante el abrazo son los cuerpos los que dialogan y dicen siempre la verdad.
Es un diálogo corporal. Es necesario percibir, sentir,antes que verbalizar. Es mas importante sentir que hablar y menos con demostrar inteligencia. El pensamiento se vuelca al hacer del cuerpo,dejando la mente relajada.Haciendo el amor se siente, no se piensa si la entrega es total. Se transmite energía, impulsos. El mensaje es transmitido y recepcionado por el cuerpo, sin necesitar la mediación de la palabra.
Para el psicoanálisis es fundamental que la expresión de pensamientos no se entienda solo en el uso de la lengua. Se le da un lugar más que importante al lenguaje de los gestos y cualquier otro modo en que el individuo pueda expresar su actividad anímica.
El código del silencio alcanza a las mesas cuando hay una exhibición o una orquesta en vivo.
Mientras en las discos y salseras la música es ensordecedora en todo el salón, en la milongas el musicalizador debe mantener un volumen que lleve a la melodía a dominar la pista, pero permita conversar en las mesas, ya que además de lugar de baile también son un punto de encuentro.
En algunas milongas las mesas ruidosas, casi siempre de gente que viene a consumir el tango como un producto, dejan a la ceremonia desnuda, sin significantes. Eso es realmente muy perjudicial para el alma del tango como mandala protector.

-Existen tandas. La cortina es un fragmento musical de cualquier género, que sirve para separar una tanda de la otra e indicarles a los bailarines un cambio de ritmo. La cortina no se extiende por más de uno o dos minutos, es una ráfaga.
El tango demuestra una vez mas su profundidad enseñando al hombre una y mil veces que NADA POSEE. Ni el espacio, ni la pareja... deberá volver a seducir con su mirada si la quiere nuevamente entre sus brazos.
-Se trata de bailar toda la tanda con la misma persona. Si uno de los dos no quiere o no puede seguir, se excusa diciendo "gracias", palabra que debe pronunciarse cuando termina la tanda. El hombre acompaña a la mujer hasta su lugar.
-Se saca a bailar despues de comprobar en la pista el nivel de esa persona.
También se puede descifrar este còdigo como la búsqueda del "par". Es de buen milonguero/a bailar con los de nivel menor para crear lazos y asimilarlos al grupo.
-La mujer marcará el estilo de abrazo que prefiere. Abierto o cerrado, donde coloca su brazo y mano izquierda. Si el hombre prefiero otro modo tendrá que ir lográndolo con su baile y sus modos. Como en la vida, la mujer es la que elige.
La roles se pulen, se mejoran.
El hombre aprenderá a ser mas sensible... la mujer más activa.
Seguramente los milongueros de la vieja guardia podrian agregar algunos còdigos,normas y o costumbres. En la dinámica historia del tango hay muchos otros, algunos de los cuales se mantienen vigentes y otros desaparecieron.
Estos códigos, que según quien los mire pueden parecer extraños, divertidos, ridículos, respetables o atractivos, no fueron escritos e impuestos por una academia o legislatura ni surgieron espontáneamente, son el reflejo de una cultura, a cuya evolución los milongueros se van adaptando, aportando y perfeccionando mediante su repetición en cada noche de tango.
Creemos que, un poco por desconocimiento y otro tanto por rebeldía, necesidad de trangredir la nueva generación de tangueros nos muestra otro panorama donde parece posible el baile sin estructuras ni normas.
Los códigos no desaparecieron, surgieron nuevas normas de convivencia de ese sector. También hay más tolerancia ante el incumplimiento de éstos u otros códigos. Temas mas que interesante para seguir desarrollando.

Lic. Monica Peri

*Este artículo esta realizado como un collage de notas encontradas en distintos medios y copiadas casi textualmente ya que pertenecen a milongueros y gente vinculada profundamente con el mundo tanguero y son más que elocuentes. Agradezco a Alberto Alberó que me acerco el material.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

El Tango: "Una familia distinta"

El abrazo envuelve a los cuerpos y a las almas de forma que no puedan escaparse unas de otras. Curioso es detenerse sobre lo que genera el tango a nivel vincular. Si bien es notorio que de todas las actividades de la vida aparecen espontáneamente las fuerzas proyectivas y transferenciales, en él surgen con una característica particular.

¿Cuándo es que uno se queda abrazado 3 minutos o más con otra persona, prácticamente frotándose los cuerpos en público, sin que otro yerga el dedo o una mirada en son celoso o acusativo? La danza del tango es exhibicionista, e invita al voyeurismo, a su vez. Pero no es algo que le parezca amoral o depravado al que no lo practica (esperemos que no a esta altura de la historia). Nadie va a decir que un joven y su abuela bailando un tango tejen una escena enviciada: ellos están (de estar) abrazados, son (de ser) el abrazo. Así, en eternas imágenes como distintas formas humanas existen, el tango trenza sus pasos, aunando lo disímil y acercando aún más a los seres que amamos: representa aquello con lo que todo Premio Nobel de la Paz haya soñado…

Quiero introducir el concepto del ser y del estar que nos proporciona Rodolfo Kusch en el análisis sobre América. El autor propone dos maneras que intervienen en el hombre americano frente al mundo cognoscible: una del lado del ser, proveniente de la cultura mercantilista veneciana-europea de siglos atrás, y la otra, del estar, proveniente del nativo americano (sobre todo del Quechua y del Inca ). Estas dos formas manifiestas han chocado en el intento de colonización y su resultado ha sido lo que hoy somos los americanos.

La primera actua sobre la naturaleza para sacar su beneficio, adjudicándose como propio lo intercedido. Es la riqueza material, los premios y castigos, y los títulos universitarios lo que hacen al Ser Occidental. Así es como los colonizadores de América han tomado en el nombre de Dios (¿un dios del ser?) miles de kilogramos de oro y plata, y riquezas de gran valor artístico, hoy ya casi invaluables. La segunda de las manifestaciones es la del estar, la cual responde más bien a una forma contemplativa sobre la naturaleza, en reverencia a un Dios (o dioses) omnipotente y omnipresente que no mide perdón. Esta segunda forma es una manera de vivir en reverencia, sobre un lugar en el que abundan los espíritus. Sería casi diametralmente opuesta a la anterior, pero no por eso, pienso, excluyente.

En las ciudades construidas, por el contrario, parecería ser que no hay lugar para ellos. Desde mi perspectiva éstos se alojan en los templos en que se cultivan y practican la música y las danzas folklóricas y autóctonas del país o región. Esos maravillosos lugares en dónde se fusionan las almas y las culturas para expresar lo inefable; en las milongas o, mejor dicho, "tanguerías", y en las peñas folklóricas u otros lugares artísticos que hagan participar y sentir a los que asisten que son verdaderamente parte de aquél, por más que no sepan bailar ni tocar algún instrumento. Quizás en estos lugares también es en dónde se fusionen estos dos conceptos del ser y del estar, expresando un estar para ser. El alma se pronuncia y labra a través del cuerpo sin prejuicio de lo que va a encontrar. La tarea avanza sobre el hacer y deja una marca imborrable en los participantes del ritual. Un sello que va a aportar identidad a un pueblo y a un continente idealizado desde hace centurias por Occidente. Paradójicamente es lo no atendido por sus propios creadores, dada la poca "inteligencia" del producto. No termina de ser algo atrayente para la pulcritud de la ciudad, todavía; a pesar del auge actual, sigue siendo un mundo paralelo no internalizado por el común denominador citadino.

Las casas en dónde se practica el tango permiten generar relaciones, haciéndolo desde una perspectiva, podemos decir, endogámica, con una cualidad afectiva consistente, llevando el ser a estar con el otro, contenidos por un simbolismo pocas veces advertido. Pero es una endogamia "exogamizante" dado que no se limita al vínculo familiar. El tango en sí es una gran familia carente de lazo sanguíneo pero no sin que se genere esa misma fuerza fraterna, profunda y riesgosa en toda su implicancia. Los inmigrantes "del plata" -partícipes activos de la creación del gotán- necesitaron abrazarse al son del 2x4, al sentirse descunados, tuvieron que confraternizar para sobrevivir.


Podemos decir entonces que el tango es una salida hacia dentro que promete cosas y las cumple al que asiduamente se entrega en la labor. Si uno examina su simbolismo le va a brindar siempre un nuevo significado, oculto; si se dedica a la labor artística va a encontrar nuevas posibilidades; si quiere de ello un montaje económico también le va a proveer vastas posibilidades de negocios, y así con cualquier aspecto de la vida. De esta manera, se generan nuevas contingencias para el que anda en búsqueda de identidad, hacia su reencuentro originario; es que al tango siempre se llega volviendo.

Lic. Ignacio Lavalle Cobo

---------------------------------------------------------------------------------------------------

El Cuerpo en Juego

La danza de tango es un juego que requiere de profundidad y compenetración para ser disfrutado. No es una situación que genere un "porque sí".

Todo participante sabe -incluso sin haberlo todavía vivenciado- que va a entrar en contacto con algo que le exigirá un estado de escucha. Entiende de antemano que es algo serio; con su cualidad regresiva el tango remite a las almas a esa situación infantil con toda su implicancia, una apuesta a dar lo más de sí.

Los niños están serios cuando juegan, se comprometen y compenetran en la tarea; en el tango pasa lo mismo. Hay reglas que forman parte de la ritualidad para que pueda ser llevada a cabo la fiesta. El tango brinda la posibilidad de abrir un juego adulto, un juego sexual, el juego de animarse a ser frente al otro. En su movimiento dialéctico, es el semejante que va a decir quién soy al escuchar el latido de la música a través de mi cuerpo. La carne es conducto del alma, canal de una moción anímica promovida por la armonía de la orquesta, la queja de un bandoneón o la estridencia del violín, permitiendo alinear la unidad del individuo: psico-física y socialmente. La clave va a estar en tanto las musas aparezcan, y que el/la bailarín/a pueda desarrollarse espontáneamente junto con su partenaire.

Esto nos lleva a pensar la danza del tango como metáfora de la vida. La libre interpretación del cuerpo a través de la orquesta, acorde a mis posibilidades expresivas, junto con la capacidad de enlace y sintonía que pueda lograr con el otro es lo que va a brindar la conexión con mi ser más espontáneo, es decir, es lo que me va a acercar al proceso individuativo.

Pero detengámonos a pensar acerca del cuerpo; grandes filósofos como Spinoza ó Nietzsche llaman la atención a los demás amantes del saber acerca de las posibilidades de éste y del poco meditar sobre él. Es menester ubicar cuerpo y espíritu como una totalidad para poder comprenderlos como unidad recíproca. Se intenta situar a ambos como remanentes de una misma energía, manifestada con una vibración y forma particulares. Así es como podremos dar cuenta uno del otro, por ejemplo, sobre el descubrimiento de una afección determinada. El desconocimiento de la potencialidad del cuerpo -menciona Deleuze en su libro sobre Spinoza- es análogo al desconocimiento que tiene el pensamiento sobre la conciencia. Pero es posible descubrir, paralelamente, a través de los poderes del cuerpo, la noción de los poderes del espíritu que escapan a la conciencia. Entonces este modelo corporal plantea una valorización con respecto a lo inconciente determinado en el cuerpo, tanto así como de lo inconsciente del pensamiento. Son ambas instancias develadoras de las profundidades del psiquismo.

A partir de aquí es que se plantea la hipótesis de este modelo: el cuerpo, como el pensamiento, se componen por determinadas partes. Cuando un cuerpo entra en interacción con otro, dos relaciones se proclaman formando uno más poderoso, o, en cambio, uno de ellos descompone al otro, viciándolo. La naturaleza entera se ve conformada de este tipo de relaciones. Pero el ser humano, con sus limitaciones, apenas puede recoger sus efectos por la vivencia de su intensidad.

Cual marionetas nos movemos detrás del telón de la vida, las más de las veces, sin tener absoluta conciencia de nuestro accionar, sino tan solo aconteciendo. Cuando un cuerpo se encuentra con el otro puede que sucedan dos cosas, primero: que los cuerpos sumen y se produzca una elevación de la potencialidad y de su dinamismo, siendo esto lo mejor para ambos, o, que, por el contrario, se produzca el encuentro sin mayor aspiración que la de su efecto, siendo un mero vaivén de la situación, sin obtener por ello beneficio para paliar el vicio mediocre. Nos preguntaremos a esta altura del párrafo que tendrá que ver esto con la danza del tango; respuesta: TODO. Un buen baile no es sin dinamismo y potencialidad creativa, un buen baile no es sin encuentro. Claro, esto no acontece siempre, pero, en todo caso, uno puede arrimarse cada vez más a experimentar la unión con lo que le conviene a su naturaleza, es decir, a aquello que aumente su potencia de acción.

La cosa que conviene con nosotros -según Spinoza- es uno de los conductos que nos permite tener una idea adecuada de nosotros mismos y de Dios.

De esta manera es como podremos acercarnos a nuestra esencia eterna y singular: "la esencia expresada es una cualidad ilimitada, infinita."
La capacidad de vernos afectados, el poder de afección, genera la potencialidad de los cuerpos; en eso radica la conexión con nuestra naturaleza.

Entonces, cuanto más nos libremos a la afección, menos perderemos al sufrir o al morir, porque estaremos siempre más cercanos a nuestra esencia, es decir, a Dios.

De esto el tango, en su música y sobre todo en sus letras, nos dice mucho. Es asombrosa la profundidad que encontramos en su prosa, digna de un volumen en las bateas junto a los grandes poetas. El tanguero va siempre unido a ese dolor existencial punzante, humano; va afectado por la vida canturreando un sufrir, dejando que sepan acerca de él, expresándolo. No lo oculta, marca el contrapunto a la postmodernidad, vertiginosa, en la que vive occidente por sobre todo. De ahí también que nos produzca rechazo cuando no nos encontremos conectados con nuestra esencia.


Muchas veces es la verdad primordial la que más nos duele, la que más ofende, provocando reacciones desmedidas, pero entonces sabremos definitivamente que es aquella quien mejor nos describe. Lo fundamental no debe reposar en el remordimiento de los encuentros externos mal sufridos, sino en la potencialidad de afección de la experiencia, en su reconocimiento y aprendizaje. La toma de conciencia no es un ejercicio que requiera de poca implicancia, sino más bien, todo lo contrario. Es lo fundamental para poder incluirnos en la sociedad como singular, como entes genuinos; llegar a la idea de Dios, de los demás y de nosotros mismos en un instante en una explosión intuitiva; ser concientes de nuestro accionar como verdaderos hologramas del universo.

Lic. Ignacio Lavalle Cobo

----------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Por qué, EL TANGO: Patrimonio de la Humanidad?


Es difícil acallar a los disidentes… están en todas partes… No saben muy bien de que se trata pero…SE OPONEN!!

- Te das cuenta ahora el tango ya no es nuestro!! - Dicen algunos.
- No es mas nuestro es rioplatense!!
- Si es de la humanidad no es nuestro!! - Hacen coro los otros.

Me encantaría que recuerden que el Tango nació de hombres que no tenían nada. Ni propiedades, ni mujeres, ni país… NADA.
Y el baile , que es una metáfora perfecta de la vida, nos enseña y recuerda eso.

El círculo en el que debemos bailar en la milonga no es de nadie, la pareja debe esperar a que la otra se mueva para intercambiar los lugares o sea EL ESPACIO NO LE PERTENECE .
Cuando termina la tanda se cambia la compañera LA MUJER NO LE PERTENECE.
Es que en la vida realmente nada es nuestro. Nacemos desnudos y así terminamos.
Si pudiéramos aprender los mensajes que nos trae esta danza , la humanidad toda comenzaría un camino de cambio.
Compartir enriquece y crea vínculos desinteresados.
Uno de los criterios en que se basa la Unesco al elegir es que el objeto en cuestión debe
- Estar directa o tangiblemente asociado con eventos o tradiciones vivas, … de destacada significación universal.
- Testimoniar un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo de tiempo …..
- Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural ….

El tango viene a ocupar el lugar del desamparo, viene portando la paz universal en cada abrazo.
Somos unos pocos los milongueros de Buenos Aires ( alrededor de 10000) pero movemos el mundo, vienen a abrazarnos de todas partes. Nos sorprenderíamos si calculáramos con cuantas nacionalidades nos abrazamos en una milonga.
El lenguaje del cuerpo nos auna, no existen fronteras, ni creencias, ni colores…SOMOS LOS HOMBRE Y MUJERES SENSIBLES DEL MUNDO!!!

Desde 1972 entonces, en que se formó el Programa de la Unesco para el Patrimonio de la Humanidad 184 países han ratificado la convención.
Y para volver a los que se preocupan por lo nuestro… TRANQUILOS!! que
-El Patrimonio de la Humanidad pertenece al país en el que se localiza, pero se considera en el interés de la comunidad internacional y debe ser preservado para las futuras generaciones.
Nosotros vamos a continuar trabajando para que no se pierda la esencia del Tango , el abrazo , los rituales, que nos aseguran los beneficios de esta danza que ahora es reconocida por la HUMANIDAD TODA.


Lic. Mónica Peri

----------------------------------------------------------------------------------------------------

"¡No estás sólo en la pista!" - Crisis de Códigos y Replanteos.

A raíz de la nota publicada en el número anterior, recibí varios comentarios que considero constructivos y que son la inspiración para seguir escribiendo la presente. Desde Copenhague, Dinamarca, Johnny me escribe:
"... he notado que tu articulo principalmente se enfoca en el baile en pareja, no en la relación de la pareja con las demás parejas en la pista de baile. ¿Cómo se traspasa éste enfoque moderno al simple hecho de circular agradablemente por la pista sin bloquear el movimiento de la misma o chocar a otros? ¿Es acaso esto también una responsabilidad compartida por la pareja?..."

Empiezo por la segunda pregunta: El hombre guía el movimiento de la pareja, pero la mujer debe ser consciente del espacio que ella ocupa así como de cuidarse de no golpear a los demás. Ambos tienen una responsabilidad compartida en éste sentido.

El Tango es un baile social en esencia, lo cual implica la existencia de normas básicas de respeto mutuo.

Los cambios de nuestra sociedad se translucen en el Mundo del Tango, el cual no es sólo un ambiente compartido para bailar, sino que implica un concepto mucho más amplio, ya que tiene que ver con una cultura que respeta lo colectivo.

Los códigos de conducta de la sociedad globalizada incrementaron el individualismo, tal como describe Mike Featherstone(1) al fenómeno social que estamos viviendo: "... la cultura de consumo contemporánea usa imágenes, signos y bienes simbólicos evocativos de sueños, deseos y fantasías que sugieren autenticidad romántica y realización emocional en dar placer a sí mismo, de manera narcisística, y no a los otros".

Traducido al baile, es de entender que el que se incorpora al Mundo del Tango, no sólo deba aprender a bailar tango sino modificar ciertas conductas individualistas con las que hoy en día se vive, y aceptar que no sólo se disfruta.

para uno, sino que también el compartir una pista con el resto de los que bailan.
El respeto mutuo es un principio un tanto olvidado en nuestra sociedad, pero el ser parte de la Comunidad del Tango, nos enseña a moderar nuestro comportamiento.

"Violencia engendra violencia": En contadas ocasiones, no sólo aquellos que se inician son los generadores de éste caos en las pistas. La constante situación de alerta por la falta de seguridad física y el incorrecto desplazamiento de ciertas parejas, genera estrés en algunos bailarines más experimentados, y a veces su afán de bailar los convierte a ellos en lo mismo que ellos desdeñan.
Si no hay lugar, o no es seguro, quizás sea mejor esperar un mejor momento para salir a bailar.

En general, lo más doloroso no es el choque, lo terrible es la falta de reparo, la insensibilidad de que aquel que choca ni se dé por aludido, o que no le importe.

En mi articulo anterior hablaba de las falencias de lo que se enseña y lo que en verdad se usa, ya que en general, lo que se aprende no es práctico al momento de bailar en una pista de baile entre muchas otras parejas.
El movimiento "ideal" desde el torso, la marca por disociación, el aprender secuencias impracticables a la hora de bailar, hacen que el bailarín en muchos casos toque o golpee a la pareja aledaña o corte la circulación de la pista.

En tal caso creo, la falta no es sólo del alumno sino del maestro.
Revertir la situación actual implicará realizar un trabajo más profundo, desde la base. Es decir que, el que enseña debe tener en cuenta la aplicabilidad de lo transmitido, y sobre todas las cosas dedicarle el tiempo no sólo a explicar secuencias y conceptos técnicos, sino también a sembrar conciencia de lo que implica el baile social, y lo importante de cultivar el Tango como encuentro socio-cultural, sin quitarle mérito por eso a lo artístico.

Demás está repetir los códigos de movimiento en pista, pero si creo prudente refrescar la idea de bailar "con-todos", el tratar de moverse al ritmo de la pista, y aún perdiendo cierto carácter protagónico (el "salir a lucirse" tan conocido) poder ser uno mismo y tener personalidad al interpretar cada paso en cada tango.

Bailar Tango, no se trata sólo de lo que se hace en pareja, sino de lo que la pareja como unidad hace con las demás en la pista. Manejarse en una pista implica sacrificar parte de nuestro individualismo en pos del todo-que-baila. Es bailar en una masa en un espacio físico limitado, es bailar para la masa, es bailar y hacer que la masa baile.
Por eso, es que uno debe ser respetuoso y cuidadoso al bailar, ya que cada instante en la pista es irrepetible y esa magia no debe romperse.

Gabriel Glagovsky
Críticas y Comentarios: info@tangocool.com

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡S.O.S: EL ALMA DEL TANGO EN PELIGRO!

El Tango… no puede salvarnos de lo que, aparentemente, es nuestra fatalidad: los que nos gobiernan.
Que ellos son los enemigos del pueblo es un pregón tan viejo como el Tango.
Que nunca protegieron lo nuestro, ni las casas antiguas, ni los bosques, ni los rios, ni nuestro Patrimonio Cultural es un slogan pero me sigue apenando... me hace mal y necesito decirlo, escribirlo para no somatizarlo…como una catarsis, con el perdón de los que me lean!!

Para dejar sin identidad a un pueblo se socavan sus cultos. Se desmitifican sus ritos. El origen histórico del Tango, tan discutido siempre, bajo muchos aspectos se pierde en el tiempo de los tiempos, pero… si nos trasladamos a ese lugar del Tango llamado Milongas que se realizan en espacios que sirven de club, escuelas, asociaciones y se transforman por encanto.
SI identificamos a sus participantes como, "Milongueros" que después volverán a ser taxistas, amas de casa, profesionales, etc.

Si observamos el círculo en la pista , la seriedad de los que participan en la danza…
Si nos detenemos en las ropas especiales, los colores rojo y negro inconfundibles, las medias, los zapatos, los tajos.
Si escuchamos la música que embriaga, que abrazados nos deja como en éxtasis.
Entonces… remontándonos a la noche de otros tiempos veríamos , con claridad , como:
EL TANGO ES UN RITO, adecuado a nuestro tiempo, que asume la función que en el pasado cumplía un ritual.
El espacio profano se convierte en un recinto sagrado , los bailarines son oficiantes , la pista un círculo delimitado donde las emociones generadas entre los participantes vibran y se potencian.
La música transporta al espíritu a los orígenes , el "fuelle" de mamá , que escuchábamos
en la vida intrauterina …melodía que nos permite refugiarnos en el paraíso.
Desde los indígenas los ritos fueron la más antigua manera de exorcizar la muerte, la angustia existencial, de curarse de sus miedos.
Pero…me temo que , como antaño , estamos siendo invadidos y avasallados.
El inconciente colectivo , todavía sabio , nos lleva a inventar nuevos espacios , o hablar al revés , al "veres" como un cerco para cuidarnos del profano.
Pero…no puede salvarnos de lo que, aparentemente, es nuestra fatalidad : los que nos gobiernan.
Que ellos son los enemigos del pueblo es un pregón tan viejo como el Tango.
Que nunca protegieron lo nuestro , ni las casas antiguas, ni los bosques, ni los rios , ni nuestro Patrimonio Cultural es un slogan pero me sigue apenando... me hace mal y necesito decirlo, escribirlo para no somatizarlo… como una catarsis , con el perdón de los que me lean!!

Para dejar sin identidad a un pueblo se socavan sus cultos. Se desmitifican sus ritos.
Esto no es un Festival de Tango es un Atentado al Tango de lesa humanidad.
No mas cierre con orquesta y milongas callejeras ahora hay que ir a Harrod¨s, al Konex, o al teatro Avenida , todo muy cool. Hay que ser "niño bien" para escuchar todo un domingo música electrónica. La sede y los horarios a contramano del público que, además, debe pagar las clases que le interesan. Eso si mucha vigilancia y poco seguridad.
Los políticos que, sin perder la oportunidad de ser Figuretti, nos vienen a mirar con ojos de pan y Circo.
El tango pierde su alma, queda el vacío pleno de cuerpos que no se escuchan.

Los participantes salen, después de cada encuentro, empobrecidos de estímulos y con hambre de argentinidad y... el pueblo... donde está?

Lic. Monica Peri

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿El Tango es un perverso?

Che tango che
Qui m'a rossé…
Qui m'a drogué...
Qui m'a vicié...
Qui m'deshabillé !
Ástor Piazzola

Decir que el Tango es un objeto sexual no parece disparatado.
Empezar a pensar en que existe una supervaloración sexual psicológica de este objeto amado que se extiende inevitablemente a todo lo que con él se halla asociado, sería parafrasear al mismísimo Freud cuando escribía allá por el 1905 , sobre las aberraciones sexuales, en sus Tres Ensayos para una Teoría Sexual.
Es importante precisar que la palabra perversión no es peyorativa, ni implica patología. El padre del psicoanálisis destaca que estas prácticas integran la vida sexual del hombre común.
Freud nos aclara, en su Ensayo, que es común en el amor normal cierto grado de fetichismo , sobre todo en los enamoramientos donde el fin sexual es postergado o sublimado .

En la elección del fetiche tienen que ver las experiencias de la infancia, normalmente con la madre. El objeto la representa y su pérdida o alejamiento duele menos. La aberración del pensamiento sexual queda fijada en un objeto.

Freud marca los zapatos como símbolos correspondientes a los genitales femeninos…
Si a las mujeres, en general, le gustan los zapatos , las Milongueras les rinden culto. Los eligen sensuales, llamativos .
Lo primero que hace una mujer que comienza a tomar clases es comprarse zapatos …y no buscan comodidad sino identidad.
Los Tangueros no se quedan atrás. Brillantes, con tacos, de colores. Lo explícito es que en el manejo de los pies se demuestra la excelencia de las figuras pero….los psicoanalistas no pueden abstenerse de dudar….
El fetichismo se extiende en las medias de las bailarinas ,guantes, ropa que parece lencería, rasos y sedas….dejando que la acumulación de pruebas nos ayude a sostener nuestra primer teoría: El Tango es fetichista.


La mirada hace correr el riesgo del pecado.
La mirada despierta la excitación libidinosa cuando va en busca de aquello que adrede se oculta. La desnudez no motiva tanto como ese dejar entrever de un tajo insinuante, de un escote, de los encajes morbosos …
El Tango provoca la mirada, la incita, la necesita para sentir.
Las milongas a plena luz, para verse mejor.
Las parejas abrazadas, mostrándose... copulando en tres minutos… sin pudor.
Unos que muestras y otros que miran.
Contemplar o ser contemplado.
La mirada sostenida en una pareja abrazada en la calle, molesta , es indiscreta. Pero nos sentamos en primera fila para observar detenidamente el abrazo en una pareja bailando Tango .
El Tango es exhibicionista y voyeurista por eso necesita de Campeonatos, Concurso y toda clase de oportunidades de mostrarse, de exhibirse.


Todos sabemos que en el acto sexual existe algo de sadismo y masoquismo .
Los amantes juegan, mezclándose la agresión, la sumisión y la dominación.
En el intercambio amoroso no hay vencedores ni vencidos.
En el Tango que vemos interpretado sobre un escenario, solemos presenciar ese ritual íntimo . La mujer es arrastrada, el hombre despechado . Hay encuentros y rechazos. Ternura y violencia. Diálogo apasionado de dos cuerpos que se entregan.
Me gusta sostener que: El Tango es sado-masoquista pero me molesta la caricatura, la exageración , que lo convierte en aberración, cuando lo exportamos, impúdicamente, sobre escenarios del mundo.

El Tango, nos muestra todas las posibilidades de un perverso polimorfo, pero, al igual que un niño inocente solo juega con ellas.

Es muy interesante pensar por que se consume, en el exterior o para el turista, un Tango que alardea de perverso y libertino.
Tal vez en el ilusionario europeo todavía es necesario proyectar en nosotros, los sudamericanos, esos otros… los deseos que sus inconcientes ya no pueden seguir reprimiendo.

Lic. Mónica Peri

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bailar tango nos sana. ¿Porque?

Ya forma parte del conocimiento popular que el Tango es sanador.
Ahora se hace Tangoterapia como, arteterapia , musicoterapia y hasta laborterapia…o sea se les reconoce la calidad de terapéuticos a muchas manifestaciones…pero …porqué?
Nada mejor que una psicóloga para andarse haciendo esas preguntas.
Los médicos biologistas le atribuyen los efectos a hormonas y otros flujos que somos capaces de segregar ante distintos estímulos.
Pero … de donde viene la orden, de que lugar del cerebro … porque??

Hace mucho tiempo ya Sigmund Freud definió a LA LIBIDO.
Habló también de la angustia existencial que nos produce la certeza de que : nacemos para morir!
Nos salva la energía sexual: LIBIDO, de sucumbir ante tal evidencia. Gracias a ella nos levantamos de la cama, comemos, hacemos el amor, nos reproducimos…reímos.
Aunque corto, este camino de la vida se puede hacer placentero.
Lo extraordinario de nuestro sistema como seres vivos es que estamos en constante intento de equilibrio.
Ejemplo de eso es que a la muerte se le opone La libido como al amor el odio y viceversa.
La Libido también necesita su compensación ya que si la dejáramos cumplir todos sus deseos seriamos perversos sexuales sin límites, o por lo menos, insaciables.
Pero allí están el displacer, la culpa y la represión para aplacarla.
Por eso los tabues como el incesto son prohibiciones universales.
Los contenidos alojados en el inconciente intentan siempre aflorar.
No podemos controlar los sueños…ni los actos fallidos, ni las somatizaciones, las formas en que se hacen presentes.


-SE ME ESCAPÓ ¡! No me dí cuenta!!FUE INCONCIENTE! Decimos a diario.
Las enfermedades somáticas son una de las formas en que pueden manifestarse esos contenidos reprimidos .
El cuerpo lo lleva escrito. Es allí donde se dibujan , con toda clase de malestares , las quejas de la psique.
El alma escribe historias de Gastritis, corazones que perdieron su ritmo, cefaleas insólitas…etc…etc….
Aparece otro mecanismo homeostático LA SUBLIMACIÓN.
Se trata de en cambiar el deseo por otra cosa, desexualizándolo para que la conciencia lo acepte.

Nuestros deseos son reprimidos e instalados en el inconsciente. La sublimación es como una forma de engañar a nuestra consciencia para llevar a cabo el deseo... pero… desviado!
De esta forma se deriva el deseo y se realiza, o se intenta, llevar a La Libido por otro camino, como por ejemplo mediante tareas de prestigio social: arte, religión, ciencia, política, tecnología...hacemos música, pintamos hermosos cuadros, bailamos , rezamos…la cultura toda nos ayuda a sublimar.
A la Milonga la podríamos llamar "Recintos de Sublimación".
Allí vamos los sedientos de abrazos a recuperar nuestra libido reprimida, dormida, a veces demasiado relegada.
El abrazo nos despierta, nos hace sentir vivos, deseados y deseantes. Nos salva … nos cura.
Pero…los códigos de la Milonga nos mantienen dentro del círculo de la postergación libidinal.
Es raro repetir tandas con el mismo partenaire… será peligroso?
Ojo con escaparse de la Milonga con alguien que nos ayude a cambiar sublimación por consumación!!

- A la milonga voy solo a bailar!!
- No bailo buscando un novio/a!! aseguran los y las Milongueras a punto de rasgarse las vestiduras.

Decía mi abuelita, que de sublimaciones no entendía nada:
-De tanto en tanto dale al cuerpo lo que el cuerpo pide!!
Y agreguen, si les parece más científico…
-me lo recomendó la psicóloga!

Lic. Mónica Peri

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tango y terapia: ¿antiguo o moderno?

El tango, en su expresión amplia: letras, música, danza, remite a las profundidades psíquicas, de ahí que tenga tal repercusión y tal rechazo… Somos nosotros mismos puestos frente al espejo; no me refiero solamente a la gente de la región del Plata, diría que tiene que ver con la condición humana en el más vasto sentido.

La psicología, podríamos llamarla antropo-filosófica, de C. G. Jung nos puede dar una respuesta inmediata a ésta hipótesis. Si hay dos arquetipos evidentes que se movilizan en la danza de tango, son los de anima y animus. Estos son arquetipos que Jung mismo a veces utilizaba como sinónimos de "lo inconsciente".

Es evidente que en la danza del tango, está justificado en nuestro estudio previo y en el trabajo de campo que llevo hace algunos años, se produce una movilización de estructuras sobre el individuo que se zambulle en esta fiesta divina.
Pero vayamos al arte. Los griegos antiguos lo incorporaban como pieza fundamental en sus terapéuticas médicas. Si recordamos la renombrada catarsis, daremos cuenta de la importancia de la purificación del alma a través del arte. También podríamos evocar la vasta obra poética ligada a los rituales en derredor del Mar Egeo, las pócimas de Asclepio y de otros menos mencionados. Ellos incorporaban en sus métodos terapéuticos obras de teatro y de música para el beneficio de los que padecían.

Curioso y paradójico es apreciar que tuvo que hacer un recorrido milenario la humanidad para que Occidente recién tome en cuenta "científicamente", es decir "seriamente", esta posibilidad.
Sobre todo después de la revolución paradigmática del psicoanálisis se empezó a tener en cuenta al arte como posibilidad terapéutica y de investigación en salud. La "bendita ciencia", "la diosa razón" ligados al pensamiento cartesiano, han entorpecido el avance de la cura holística.

Hoy es tomado como novedoso este tipo de posibilidad, desmemoriando que los griegos tanto como las etnias primitivas, utilizaban y utilizan, estas herramientas hace siglos (sin más, podremos hacer un recorrido por el extenso altiplano latinoamericano, por ejemplo, y contemplar hoy en día diferentes ritos con esta finalidad). Pero, como la ciencia moderna ahorra la tinta de su sello -y se ve que no alcanzaron millares de plantaciones devastadas para imprimir sobre el arte una firma- hemos permitido recién hace unos pocos años que comience la investigación acerca del tema.

Son los que en este momento desde las modernas ciencias cognitivas y la medicina toman a la hipnosis y las artes expresivas como herramientas terapéuticas; los que incluyen "innovadoramente" propuestas "alternativas", artísticas, en sus licitaciones médicas. No está mal, es lo que hace falta, pero tenemos que seguir investigando y estudiando mitología, a los antiguos pueblos y religiones, para poder extraer de ellas la enseñanza de sus sacras costumbres, sanas, espirituales y profundas.

El alma proclama el lugar usurpado por el avance de las tecnologías y la cobardía del escepticismo.

 

Lic. Ignacio Lavalle Cobo

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Conversamos con EL PULPO

 

"La libertad tiene que ver con esto de mover el cuerpo.
La libertad me permitió ir a las milongas durante 18 años y mostrarme, sabiendo que lo mio es otra manera de hablar, con otros recursos, otro vocabulario, es una manera distinta de comunicar…"

Mi único maestro fue Rodolfo Dinzel.

Tomaba clases y lo escuchaba. Pasaron como siete años para empezar a sentir que lo que había aprendido me llevaba a otros lugares. Me dí cuenta que aprendí otras maneras de combinar de poner el peso. Eso me da placer.

Un profesor que hace diez bailarines iguales no es un maestro.
Un maestro descubre lo que cada uno puede ser. Cuando llegas sos una piedra, él te talla y vos empezás a tomar vida propia.


Un buen maestro da vida a lo que tenés.
Tampoco hay coreógrafos…
Un buen maestro no quiere que se parezcan a él.
Yo estaría mucho mas sucedido, si intentara eso.
A veces no me entienden ven solo que yo bailo lento,
compran los pasos . Todos hacen lo mismo, trabajan con los mismos elementos. Los extranjeros compraron técnicas, compran Naviera, Chicho; son cinco los que predican lo mismo de eso que llaman Tango Nuevo, pero hoy empiezan a entender que quieren sentir otras cosas… a lentificar para poder sentir. Me pasó en Grecia.
Los extranjeros creían que tenían dos opciones: o tango tradicional o el nuevo… Hoy empiezan a pensar distinto. Antes, el resto no valía.


Yo no veo show, no espectáculos… no me interesa…, me distrae, mi show esta adentro.
Lo otro me distrae.
Se como hacer las cosas, mi maestro me enseñó, si no las descubro es por que estoy en otra… o por que ya no encuentro mas.

Me copian sin saberlo… o sabiendo… no sé, tal vez miran mis videos. El ocho cortado hoy lo llaman colgadas pero son remix… lo podés ver en Fred Astaire…

- ¿Por que el tango se universaliza?

El tango se universaliza por que ahora con Internet nos podemos ver todos y estamos solos. Hay una gran soledad.
Los extranjeros no se dan ni la mano pero La Comunidad del Tango nos permite abrazarnos, darnos besos. Es un idioma universal.
Bailando se pueden llevar fenómeno…
Yo he visto bailar turcos con griegos, japoneses con rusos...
no hay drama… palestinos con judíos… ahora los dejas en la casa y tal vez se cascotean.

- ¿Para vos los pasos son una forma de lenguaje?

Claro, los pasos hablan... Nosotros no hablamos... habla el tango.


Yo digo que quería saber mas pasos para aumentar el lenguaje.
Yo no hago ganchos de impacto... por ejemplo...
yo me voy trenzando… eso es muy sexual...

 

Dialogando con el Cuerpo- Por Lic. Mónica Peri
Haremos referencia a lo que entendemos como lenguaje ,

como hito para empezar a pensar a la danza Tango como

un verdadero diálogo entre dos que, abrazados,

se comunican sin obstáculos de raza ni de origen.
Freud, en "El Proyecto de una psicología para neurólogos"

(1950) sostiene que la experiencia de comunicación surge,

"secundariamente", a partir de una vivencia primaria de

carencia o frustración.
ver más +

El Tango Emociona- Por Lic. Mónica Peri
Observando atentamente una pareja bailando tango se ve, se puede percibir, más que un cuerpo moviéndose al compás de la música....se transparenta el alma... toma forma.
Las emociones invaden a la persona danzando, a la pareja. La alegría, la risa, el gozo, el placer, el entusiasmo, el optimismo, la jovialidad ... entre otros tantos sentimientos de bienestar les van marcando el compás.

ver más +
 
Tango, Una Danza Psíquica- Por Lic. Ignacio Lavalle Cobo
En el Tango, los bailarines están dispuestos a jugar un juego poco convencional que requiere de una escucha atenta, en reconocimiento del sexo opuesto, de ahí su excepcional dificultad.
Pero todo el despliegue no es sin reglas, no es practicado sin el debido ritual, dejando de lado el ego y las aspiraciones personales para escuchar las del prójimo.
ver más +
 
Una Aproximación Psicoanalítica Al Tango - Por Lic. Mónica Peri
"Demostrado ser un objeto del psicoanálisis, lo podemos cotejar a los juegos.
En tanto juego la danza del tango nos permite ponernos en contacto con nuestro inconciente.

ver más +
 
La Psicología Analítica Y El tango - Por Lic. Ignacio Lavalle Cobo
Investigamos al Tango desde el paradigma del Inconciente
colectivo y los arquetipos de la teoría de Carl Jung para
rastrear lo transpersonal y recuperar lo ritual.
El tango, cualesquiera sea su manifestación, pero por
sobre todo desde la danza, remueve arquetipos fundantes,
esenciales de la estructura psíquica del ser humano.
A través del prisma filosófico y antropológico de la
psicología de C. G. Jung podemos apreciar cómo
juegan estas estructuras basales sobre la constitución
del psiquismo.

ver más +
 
Imagen: Pintura de Estela Bartoli
www.psicotango.com.ar // TE (54-011) 4867-5793 // 4896-4571 // Bs.As. - Argentina