Inicio Enlaces
 ESPACIO PARA COMPARTIR / ARTICULOS

<<volver

DIALOGANDO CON EL CUERPO

Haremos referencia a lo que entendemos como lenguaje , como hito para empezar a pensar a la danza Tango como un verdadero diálogo entre dos que, abrazados, se comunican sin obstáculos de raza ni de origen.
Freud, en "El Proyecto de una psicología para neurólogos" (1950) sostiene que la experiencia de comunicación surge, "secundariamente", a partir de una vivencia primaria de carencia o frustración.

Debemos destacar que el término lenguaje trasciende lo verbal. Para el psicoanálisis es fundamental que la expresión de pensamientos no se entiende solo en el uso de la lengua sino que se le un lugar mas que importante al lenguaje de los gestos y cualquier otro modo en que el individuo pueda expresar su actividad anímica.

Científicos, de distintas ramas sostienen que: los sonidos iniciales del lenguaje servían a la expresión y comunicación de una necesidad sexual: el llamado del compañero.
Las ideas de Freud acerca del simbolismo y del lenguaje son, "ideas seminales", "claves" de una nueva manera de pensar a la cual adherimos totalmente. Nos permite estudiar, observar y comprender el Cuerpo en el Tango que, desde su nacimiento estuvo cargado de simbolismos, de necesidad de expresar frustración, soledad y angustia.
Al igual que el berreo del niño vino a ocupar un lugar de desamparo.
La inclusión del cuerpo en movimiento, a través de los aspectos expresivos creativos posibilita acceder a donde la palabra no alcanza, recargándola de sentido.

Aquellos que exploramos a través de nuestro propio movimiento, sabemos del bienestar inmediato que produce. Así tomamos conciencia de nuestras modalidades de movernos en la vida, interaccional e intrapsíquica y transpersonal.
La Danza y en especial el Tango, -agregar acá qué del tango nos posibilita…, cuál es su especificidad!!??- nos posibilita conectarnos con nuestra memoria corporal, donde están grabados los afectos retenidos, congelados que fueron reprimidos dándoles otra oportunidad creativa de expresarse.
Si logramos integrarlos al resto de nuestra personalidad para disponer de ellos, nos colmamos de su energía para nuestra vida cotidiana, co-creándonos en el devenir de un contexto donde la pareja se hace posible.

El lenguaje del cuerpo tiene códigos . Con los gestos, los movimientos, las posturas, la forma de abrazar nos mostramos, nos expresamos, nos manifestamos. Es el lenguaje paraverbal, (acompaña el lenguaje hablado, lo afirma o lo contradice) es un lenguaje con su propia autonomía, independiente.

En tanto que la palabra coagula un significado , el lenguaje corporal amplia y autentiza sus contenidos. Si aprendemos a escuchar ese lenguaje comprobaremos que la danza es una fuente de información del inconsciente.

Mientras se baila Tango no se habla, pero... ¿no se habla?

Lic. Mónica Peri

www.psicotango.com.ar // TE (54-011) 4867-5793 // 4896-4571 // Bs.As. - Argentina