Inicio Enlaces
 ESPACIO PARA COMPARTIR / LIBROS


  • Seleccionamos una parte del Capítulo 5 de "Tango, una danza interior" por Ignacio Lavalle Cobo, de Editorial Corregidor, para compartir con ustedes!

El Nuevo Tango

No pudiendo solidarizarme con la realidad que hoy vive el país, estoy solo e inmóvil: soy un argentino en esperanza. Eso en lo que refiere al país. En cuanto a mí mismo, la cosa varía: si al llegar a esta tierra mis abuelos cortaron el hilo de su tradición y destruyeron su tabla de valores, a mí me toca reanudar ese hilo y reconstruirme según los valores de mi raza. En eso ando. Y me parece que cuando todos hagan lo mismo el país tendrá una forma espiritual.
(Adán Buenosayres)

Leopoldo Marechal


"Yo pienso,
con P. Saint-Yves que,
cuando los pueblos hayan comprendido
las lecciones del folklore,
sólo entonces se abrirá la era de la
paz verdadera para la humanidad."

Alfredo Poviña

 

Curioso es observar como se va manifestando el auge tanguístico de la actualidad, no sólo en el país, crisis mediante, sino a través del mundo entero, ergo, crisis mediante. Tal suceso no se nos puede escapar de nuestra atención, como sociedad tenemos el deber de interrumpirnos en este punto. El tema es poder sacar provecho de esto en su mejor sentido y delimitar esa improvisación que tanto nos ha salvado pero que tanto nos ha hundido. La contrariedad que padecemos en lo que respecta a la sistematización de un programa serio tiene que ser erradicada por lo pronto para poder comenzar a ser creíbles. Tanto los campeonatos como las reuniones internacionales que se dan a nivel de baile en el país, al día, dejan mucho que desear. Por otro lado salta a la vista una tacha de deterioro y falta de aprovechamiento tanto de los lugares maravillosos que posee la ciudad para organizar fiestas públicas, como de los programas de turismo paralelos a lo específicamente tanguístico (hay que tener en cuenta que en un futuro cercano éste se va a multiplicar). Claro, esto es un fenómeno que recién comienza a retallarse, es decir, es una manifestación que comienza paulatinamente a robustecerse con intensidad, pero sobre bases ya caducas para las generaciones y los tiempos entrantes.

a- Tango-Danza en su potencia

Podríamos decir que, en un principio, fue el baile de arrabal y las payadas, que en su momento fue la lírica de Gardel y Le Pera, en otro, la música con las grandes orquestas del cuarenta, más tarde, los cantores, luego, Piazzolla, hasta que hoy en la actualidad se produce una vuelta a la Danza. Cosa interesante desde el punto de vista evolutivo y dialéctico. Al día se "cuecen" decenas de milongas por noche y lugares para aprender a bailar; cada día son más los estudios de danza que abren sus puertas y mayor el entrenamiento que los bailarines exhortan para sus presentaciones requeridas en el país como en el exterior. Hay un auge atrayente en referencia a los intereses de la gente joven con respecto a esto, no sólo de los jóvenes del terruño, sino del mundo: su repercusión, entre otras cosas, también viene a reafirmar ese "europeísmo" "de querer ser" lo cual marca la impronta, a su vez, de lo personal.
El salteo de generación se nos plantea necesario para que el resurgimiento se geste con tal potencia. Aunque nunca en su totalidad, el agujero que deja el "bache" sirve de viaducto para recobrar las fuerzas perdidas. Existe un viejo adagio chino que dice que lleva tres generaciones lograr "la buena porcelana" fina. Podemos tomar también la metáfora que nos provee el bailarín e investigador Rodolfo Dinzel, en la cual explica que el tango es como un monstruo gigante de tres patas, a saber: la danza, la música y la poesía (lírica), para lo cual es necesario que se mueva de a uno, porque de moverse las tres al mismo tiempo, caería. A pesar de esto, ya es notorio cierto cambio en la estructura musical, a la vez que llegan al escenario nuevas orquestas de gente joven no sin llamar la atención.

Estipulamos que el Tango-Danza es el nuevo líder de nuestra cultura. Es el fenómeno que actualmente está expresando en vanguardia los elementos que componen el prodigio tango. El auge que podríamos medir cuantitativamente en cantidad de bailarines, milongas y campeonatos en los últimos años, ha sido notable. Son cada vez más las personas que se acercan a los "templos" tangueros, así como los espectáculos de baile que son ofrecidos hacia el resto del mundo. Todos quieren bailar y sienten la necesidad de esto a través de la demanda del cuerpo. La danza marca claramente el zeitgeist actual. Es la revancha del espíritu que se desenfrena por captar adeptos, su insistencia refiere el contrapunto actual, el estado del alma pide certificado. La conjunción de cuerpo y espíritu que promueve la danza desde su forma mandálica, hace que el pedido sea imposible de eludir.

El marco que se da en la Ciudad de Buenos Aires con respecto a la danza de tango es de un espectro amplio y creciente. La gente del resto del mundo encuentra en la ciudad un lugar único en el mundo como para practicar e imbuirse de esta danza y cultura de tristeza y refinamiento. Lo cierto e indiscreto es que nuestra ciudad condensa este potencial que promueve dolor, esperanza, libertad e identidad.

 

VER VIDEO PRESENTACION EN CC BORGES 2007


------------------------------------------------------------------------------------------------------

  • En DOS PARA EL TANGO, Nuevas formas para un encuentro amoroso, de Editorial Del Nuevo Extremo, Susana Balán describe , metafóricamente, formas felices e infelices de coordinar movimientos entre los miembros de diferentes estilos de pareja. Relaciona la danza amorosa con la danza del Tango.

Capitulo 11
El abrazo preciso

"En una entrevista, la actriz Diana Lane se asombró por la combinación de intensidad y naturalidad en el Tango, tal como lo vio bailar en Buenos Aires. " El tango es tan dramático, y los bailarines se sienten tan cómodos. No hay esfuerzo. Es extraordinario. Es como mirar una corrida de Toros sin que al final muera el animal"
Lane agrega que no intentó danzarlo porque en el tango es necesario "saber no quedarse atrás y anticipar los pasos: uno puede lastimarse si no sabe lo que esta haciendo".
Ver mas…..

Natasha y Carlos, su esposo, entienden muy bien de que habla Lane.Por eso, aunque sus vidas rebosen de compromisos laborales, sociales, comunitarios y familiares, sus martes por la noche , en Toronto, son sagrados: jamás faltan a su clase de tango. Para ellos, esta actividad no implica solamente disfrutar de la música y del movimiento; constituye, también el modelo de amor compartido que desean construir como pareja.
Están tan empeñados en lograr la naturalidad en tan dramático baile, a moverse brillantemente sin lastimar al otro, a encontrarse en el espacio común de los pasos, como lo están de aprender a no lastimarse mutuamente danzando la coreografía amorosa que sostiene el abrazo preciso.
La coreografía amorosa de este abrazo posee, para las mujeres que son fuertes y buenas, toda la tensión de una "toreada" difícil y definitiva.

Pero esa tensión puede resultar disfrutable y gozosa, tanto para los espectadores como para los protagonistas. Bien danzada, esta toreada amorosa termina bien: los bailarines no se matan entre sí. Al contrario: los miembros de una buena pareja, cada uno de ellos toro y torero, se miran, se acarician y se calman mutuamente allí donde más les duele, donde fueron lastimados por toreros o toros anteriores, demasiado torpes o demasiado sanguinarios en sus afanes amorosos…….
Uno de los rasgos más visibles de la danza del Tango es que el protagonismo recae en la pareja como tal. A diferencia de otros bailes de salón, el tango no solo sigue la música, sino que desarrolla una lógica propia, basada menos en pasos preestablecidos que en la improvisación.
Como observó Lane, en el tango no es posible quedarse atrás ni ignorar los movimientos futuros. Uno de los integrantes de la pareja comienza el paso y el otro lo completa, lo que da como resultado una secuencia de movimientos que es distinta de la suma de sus partes.
Ya cada uno de los bailarines sabe que puede danzar solos excelsos y también maravillosas obras de conjunto. Por eso, quieren algo más difícil: se entusiasman con el desafío de ver si también saben danzar un amor de a dos, o una danza perfecta de conexión con el compañero, como la que se da en el tango……."

 
www.psicotango.com.ar // TE (54-011) 4867-5793 // 4896-4571 // Bs.As. - Argentina